sábado, 30 de marzo de 2013

Batallitas en clase de Yoga

El otro día me sorprendí contando varias anécdotas de situaciones divertidas que me habían ocurrido dando clase de Yoga, a lo que una alumna me respondió que lo mío ya era vicio, así que me he decidido a compartir con vosotros mis batallitas. Qué no se diga que en Yoga no hay momentos para la risa y para reírse de uno mismo.

Podemos clasificarlas en 3 tipos (por el momento); "Cortocircuito", "Posesión" y "Lo que no me pase a mi..."

Cortocircuito

Como muchos profesores de Yoga yo no me dedico en exclusiva a impartir clases. Por la mañana trabajo en el departamento de RR.HH. de una empresa y por las tardes me pongo el traje de yogui. Os cuento esto porque en ocasiones mi mente dividida ha hecho cortocircuito.

* Llevaba una semana envuelta en el pago de objetivos de la retribución variable anual y durante la clase en lugar de decir "creamos la retroversión de la pelvis" acabé diciendo "creamos la retribución de la pelvis". Razón tampoco me falta, en ocasiones hay que retribuir a nuestra pelvis jejej

domingo, 17 de marzo de 2013

Bhumi Chakrasana

Postura de la rueda
Asana de extensión
Objetivo:
  • Estimular los 7  Chakras
Efectos: 
  • Estimula el sistema glandular y nervioso
  • Influencia todas las secreciones hormonales
  • Estira totalmente los músculos abdominales y de la espalda
  • Comprime y masajea vigorosamente los órganos abdominales
  • Fortifica los brazos y las muñecas
  • Flexibiliza hombros e ingles
  • Aumenta el riego cerebral producido por la inversión
  • Proporciona gran vitalidad, energía y sensación de ligereza
  • Mejora el funcionamiento de todo el sistema endocrino, estimulando todas las glándulas 

domingo, 10 de marzo de 2013

Namasté

Namasté se utiliza como saludo, hola o adiós, agradecimiento, reverencia...Puede usarse como una formalidad protocolaria en oriente pero también puede realizarse con pleno sentimiento y consciencia para  transmitir su esencia más espiritual.
El mudra y su simbolismo
Con las dos manos unidas por las palmas delante del pecho, a la altura del esternón o entre la boca y la nariz, se acompañada de una leve  inclinación de cabeza. Al realizar el gesto se puede pronunciar el mantra Namasté.
Este gesto es un mudra, una mano representa la naturaleza más alta, espiritual, mientras la otra representa el ego mundano. La persona que hace el gesto de unir las dos manos está intentando eliminar sus diferencias con otros, y se conecta con la persona a la que reverencia desde el espacio del corazón, donde se expresa el amor incondicional. La inclinación simboliza el amor y el respeto hacia el otro.
También podríamos considerar importante el simbolismo de unir los dos lados del cuerpo, hemisferio cerebral izquierdo - mano derecha, hemisferio cerebral derecho - mano izquierda, lo masculino y lo femenino, Yang/Yin.